Corriente Calida segun Matias Roman

 

A coninuación compartimos la Experiencia Comunitaria de un colaborador de la Fundación Corriente Calida Humanística en el comedor Sagrado Corazón de Jesús de Morón, Pcia. de Buenos Aires.

Mi experiencia fue muy linda y muy significativa.

No sabía cuál sería mi tarea en el lugar, no sabía que podía hacer para colaborar. Pensé en cooperar con cosas materiales, pero me di cuenta que lo que realmente necesitaba la gente era comunicarse y charlar de sus vidas.

En ese instante recordé las palabras de Cristina Sánchez y confié en ella.

Realmente, hoy, estoy convencido que mi tarea fue ir a dar amor.

Fue una experiencia que me dejó muchas enseñanzas, como valorar, colaborar, compartir, agradecer, comprometerme con las personas que allí se encontraban y con las actividades que se planificaban semana a semana por la Fundación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *